Ruta Solidaria 2021

Al igual que otros proyectos de Avanza ONG, la ruta solidaria 2021 surgió en una distendida conversación entre jóvenes voluntarios.
El viaje a Albania 2021 había sido suspendido por la organización y teníamos la opción de salir de la Comunidad de Madrid para atender a colectivos vulnerables en otras provincias.

Hacía unos días que Luengo nos había donado 17 palets más de legumbres cocidas.
También desde Lactalis habían donado más de 8500 kilos de leche.
Sumado con 2 palets de refrescos, numerosos productos de higiene y limpieza, muchos productos para bebés, cunas, carritos, algunas chuches y muchísima ropa nueva, decidimos realizar distintos packs para las entidades que íbamos a atender.

Durante más de dos semanas, nuestros voluntarios se encargaban de ir seleccionando y preparando los productos a llevar, clasificándolos por tipos y “poniendo cara” a las personas que lo podrían recibir.

La dimensión de las ayudas hacían insuficiente el espacio de nuestra furgoneta. La colaboración en la ruta solidaria de Alquiber, cediéndonos durante esos días una furgoneta de gran capacidad, nos ha permitido poder trasladar todo lo inicialmente previsto.

Comenzamos la ruta en una residencia de menores de Segovia. Enseguida Sor Pilar nos indicó el lugar donde realizaríamos la descarga, y con la ayuda de algunos de los chicos realizamos la descarga de todo lo previsto. Una residencia con “olor a hogar”, donde los jóvenes luchan por conseguir una formación que les permita su desarrollo personal y profesional.
En el viaje de vuelta coincidimos todos: “No está tan lejos. ¡Podemos seguir ayudándoles!”.

El segundo punto era Zamora, y también una residencia de menores procedentes de familias desestructuradas. Dos furgonetas repletas y cuatro personas dispuestas a la descarga. Eran muchos kilos…
Nos recibió Sor Sonia, directora de la residencia, que nos enseñó el maravilloso proyecto en el que trabajan.
Después de descargar todo… ¡había que comer!. Nos invitaron a unas deliciosas lentejas y unas albóndigas con patatas fritas.
Tras una sobremesa encantadora, tuvimos que volver a tomar rumbo a Madrid. Debíamos volver a cargar una de las furgonetas para el viaje del día siguiente.

Y el día siguiente fue… ¡Salamanca!
Teníamos muchísimas ganas de conocer la residencia materno infantil que allí se encuentra.
Y nos quedamos extraordinariamente sorprendidos de la acogida que nos dieron.
En la llegada, un “ejército” de mamás nos ayudó a descargar todo lo que llevábamos. ¡Qué disposición y que fortaleza!
Una vez finalizado, nos invitaron a un café con las mamás… ¿se puede pedir algo más?
Nos llamó la atención el ambiente de familia que allí se respira. Más que una residencia, es un hogar: ambiente, orden, limpieza, decoración…

Como en muchas ocasiones, pese a llevar más de 5.500 kilos de ayuda a estas residencias, nos hemos venido con muchísimos más kilos de alegría, ilusión y ganas de volver.

La experiencia con la ruta solidaria 2021 en Avanza ONG ha sido absolutamente magnífica.
¡Habrá que repetirla pronto!

 
A %d blogueros les gusta esto: