El artículo de: Vicente Ramos

Siempre fue mi costumbre en el pasado, cuando fichaba por un equipo deportivo, empresarial o de cualquier otro tipo, abordarlo con la suficiente humildad y actitud de aprender de mis compañeros, de modo que cuando me ofreció la presidenta de Avanza ONG, Paloma Ascaso, una ficha como voluntario de la misma no acepté al instante su ofrecimiento -craso error el mío- y pedí me permitieran asistir a una sesión de coaching correspondiente al programa PONTE A PUNTO, para saber si podría estar a la altura de lo que solicitaban de mi.

Pero mi error, por suerte, fue subsanado rápidamente, porque lo más importante no fue mi mayor o menor destreza para desempeñar la labor requerida, sino que fueron las calidades humanas y las lecciones de vida que aprendí en pocas horas de convivencia con los alumnos del curso de Prácticas de Limpieza y Cuidado a Mayores enmarcado en el citado programa.

Cada día me siento más feliz de haber fichado por este formidable equipo que me enseña cada día, desde todas sus dimensiones y estamentos, a dar algo de lo que poseo, en este caso mi pequeño conocimiento, pero que puesto al servicio de los demás inmediatamente te das cuenta que te devuelve el ciento por uno de lo que das.

Ya no queda ni un amigo que al contarle lo que hago y como me siento, no me exprese explícitamente que se ve reflejado en la alegría de mis palabras y, principalmente, en mi estado de ánimo desbordante de felicidad por la decisión tomada. Y tampoco queda ninguno, debo ser franco, al que no le haya preguntado si se le ocurría alguna forma de poder ayudarnos en razón a sus condiciones y capacidades. A mi me ENSEÑAN A AYUDAR y yo AYUDO A AYUDAR. No olvide, amigo lector, nuestro lema: UNIMOS PERSONAS QUE NECESITAN AYUDA CON PERSONAS QUE QUIEREN AYUDAR.

La característica más destacada de este equipo es que no me van a retirar porque ya no tenga suficiente destreza encestando o haya alcanzado la edad de jubilación. Mientras las fuerzas físicas me lo permitan, siempre podré ayudar a repartir cestas en Navidad, comida a cualquier hora, dar una charla o ayudar del modo que de mi soliciten.

Os animo a que le dediquéis un poco de tiempo a leer los informes y cifras consolidadas del año 2018. A mi me impresionaron y me animaron a “entrenar más duro” para continuar colaborando con más formación y preparación en el esfuerzo solidario del equipo de AVANZAONG por los más desfavorecidos.

Muchas gracias por haberme fichado, y sobre todo por enseñarme a ayudar. Con mi abrazo más cariñoso a todos los que formáis NUESTRO EQUIPO y a aquellos que os uniréis en el futuro al mismo.

 

Puedes suscribirte a nuestra newsletter haciendo click en este enlace.

Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web para mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Más información

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: