¡Un no parar!

Desde que acabamos Navidad parece que el ritmo baja, pero…no es así. En los últimos meses seguimos haciendo muchas actividades de voluntariado para que todo siga marchando estupendamente y los proyectos avancen.

¿Qué tramamos en los últimos meses? Recogidas de alimentos, Rastrillo Solidario, orden en el almacén, retoques en nuestra sede…un millón de cosas que van a hacer que cada vez las cosas sean mejores. ¡Vamos!

Almacén: gracias a la solidaridad de muchas empresas, hemos podido seguir repartiendo toneladas de alimentos a comedores sociales y entidades que atienden a colectivos desfavorecidos o en riesgo de exclusión social. Coca Cola, leche, horchata, muebles, juguetes…¡de todo! Además, los juguetes que no se usaron en Navidad o que llegaron tarde los estamos clasificando e inventariando con el foco puesto en el proyecto de Navidad Para Todos 2018. ¡Estos fines de semana ha sido una gozada ver cómo nuestros voluntarios siguen volcándose! ¡Mil gracias!

Después de una gran jornada en el almacén, tomando un bien merecido aperitivo 😉

Paseo de la Habana: nuestro local nota los estragos de toda nuestra actividad, por lo que necesitaba pasar por chapa y pintura. Y es que nuestros voluntarios saben hacer de todo, ¡y lo hacen fenomenal! Por eso, espátula en mano, taparon agujeros y pintaron paredes para que en el próximo Rastrillo esté todo reluciente. Además, estamos preparando nuevas ideas para nuestra imagen que esperamos os encanten. ¡Nos vemos pronto!

Así pintaba, así así…¡grande David!

¡Muchas novedades en la sección de bisutería!

A %d blogueros les gusta esto: