Divirtiéndonos a raquetazos

El 18 de noviembre fue un día particularmente intenso. Por una parte, estábamos acabando de aterrizar en el Colegio Las Tablas-Valverde para llevar a cabo el proyecto Navidad Para Todos, era el último fin de semana de la primera parte del Rastrillo de Navidad y teníamos un evento chulísimo: una tarde de tennis solidario con nuestros amigos de Ángeles Urbanos y Tennis Aid en Ciudad de la Raqueta.

Nos fuimos hasta la sede de Ángeles Urbanos, una asociación de niños discapacitados sin recursos, a las 16:30 de la tarde para recoger a los chicos y llevarlos hasta la Ciudad de la Raqueta. ¡Ya en los coches empezó la emoción y las risas!

“Pero si yo no sé jugar al tenis” nos decían los niños. ¡No hay problema! Tennis Aid, premio Deporte y Solidaridad de Ciudad de la Raqueta, se dedica a ayudar a personas desfavorecidas a trabajar este deporte con niños. Empezaron en África, pero cuando están en Madrid no pierden ocasión de echar una mano. Así que los monitores, Martín y Abel, ya tenían claro que empezarían desde la base con ejercicios muy sencillos de psicomotricidad y coordinación con la pelota. ¡Desde seguiría la acción!

Los chicos de Ángeles Urbanos son muy alegres y bastante movidos, por lo que nos sorprendió a todos cómo esta actividad absorbió su atención por completo y estaban concentradísimos. ¡Qué cracks! Que tiemblen Nadal y Muguruza, que sabemos de unos que empiezan pisando fuerte…

Jugando al Tenis en la Ciudad de la Raqueta

A %d blogueros les gusta esto: